domingo, 2 de diciembre de 2012


Sigue la malaria del tripero

El equipo de Velarde jugó mejor, pero cayó ante el puntero Zapla, por dos a uno, con el gol marcado a los 48’ del segundo tiempo.

El tripero sigue arrastrando su karma. Jugó un buen partido; con coraje enfrentó al puntero de la zona 1, Zapla, a que comenzó a ganándole, pero no supo mantener el resultado y terminó perdiendo, por 2 a 1, en el minuto 48 del segundo tiempo. Para el olvido. 
River de Embarcación, con un toque de bipolaridad, después de haber sido una lágrima en la jornada pasada, esta vez volvió a demostrar garra; con proyección, buscó los espacios y estuvo alerta ante los errores del los jugadores de Zapla. Le jugó de igual a igual al puntero e incluso fue superior en muchos pasajes del partido. Además, se mostró sólido en la última línea, impidiendo que los jujeños avancen en su área.
Fue así que, en el ocaso del primer tiempo, Pablo Palavecino conectó un centro en el área rival y se la dejó servida a Juan Sopa Quiroga quien, sin vacilar, la mandó a guardar. 
En el segundo tiempo, Zapla salió con la obligación de revertir el marcador y buscó constantemente el arco de Caram. Pero River también aprovechaba algunos espacios que dejaba el equipo merengue. El mismo Sopa Quiroga tuvo en sus pies el segundo gol: quedó mano a mano con el arquero, pero éste controló el disparo del atacante. Y en la siguiente jugada, llegó el gol de Zapla: luego de un tiro de esquina, Antonio Romero marcó el empate. 
Pero definitivamente, la fortuna no está del lado de River porque en la última jugada del partido (48’), luego de un hecho fortuito y que sorprendió hasta al mismo Zapla, llegó el gol de la victoria jujeña. Fue después de una pelota detenida, cuando rebotó, por casualidad, en el hombro de Luis Guevara y se metió en el arco. Lamentable.
Fuente: Diario El Tribuno.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario