Panamericana en vivo!!

martes, 14 de julio de 2015

Ejecutaron de un disparo en la cabeza a un playero en El Galpón!!

En el brutal asalto los delincuentes se llevaron $70 mil de una estación de servicio. Se sospecha que fueron varios asaltantes. Aún no hay detenidos. Ayer hubo una marcha.
La tranquilidad del pueblo de El Galpón, ubicado en el departamento de Metán, se vio alterada en la mañana de ayer por el asesinato a sangre fría del joven playero de una estación de servicio ubicada cerca del acceso a la localidad, a un costado de la ruta nacional 16. Por la tarde, decenas de vecinos marcharon por el centro del pueblo reclamando el esclarecimiento del asesinato.
Ocurrió alrededor de las 3, cuando Ariel Ríos, de 28 años, trabajaba solo en el turno nocturno en la empresa Refinor.
La noche tenía un clima enrarecido por el viento cálido que había empezado a soplar cuando comenzó a oscurecer.
Al parecer los asaltantes habían hecho tareas de inteligencia previas y contaban con la información de la existencia de una importante cantidad de dinero en la estación de servicio que provee combustible y lubricantes tanto a clientes particulares como a productores y empresas de la zona.
Los ladrones ingresaron armados y en pocos segundos habrían amenazado a Ríos para que les dijera dónde se encontraba el dinero.
El joven empleado, según lo que se deduce de las primeras observaciones en el lugar, no habría opuesto resistencia al asalto. Sin embargo, los delincuentes lo ejecutaron, con frialdad, de un disparo en la cabeza. Se sospecha que los autores fueron al menos dos, que se llevaron alrededor de 70.000 pesos que estaban en la oficina de la administración.
En otro sector de la firma había una cantidad de dinero mucho mayor de la recaudación, pero los malvivientes no lo pudieron hallar. La idea de que existía más dinero -o tal vez información cierta sobre esto- habría provocado la ira de los asaltantes, que terminaron con la vida del joven.
Javier Ares "Le quitaron injustamente la vida a nuestro compañero, que era una buena persona, honesto y trabajador".
El hallazgo del cuerpo
Un empleado de una empresa de la zona que llegó a la estación de servicios para cargar combustible fue quien encontró el cuerpo del joven empleado. Como el hombre no era atendido y los minutos pasaban, descendió de su vehículo y se dirigió a la oficina de la administración, donde observó a una persona en una silla y tapada con una colcha.
El trabajador lo habló insistentemente, y como no respondía le sacó la manta y dejó al descubierto el cuerpo ensangrentado de Ríos, quedando totalmente impactado por lo que vio. De inmediato se repuso y llamó a la policía.
A los pocos minutos llegaron al lugar efectivos de la subcomisaría de El Galpón, de la Brigada de Investigaciones y de Criminalística de Metán, apoyados por personal de Infantería y de otras divisiones de la Unidad Regional N´ 3.
Un dato que llamó la atención de los investigadores es que en la oficina no había desorden ni signos de pelea, un hecho que abona la hipótesis de que Ríos fue ejecutado a sangre fría de un disparo realizado, al parecer, con un arma corta.
Sin detenidos
Ayer la Brigada de Investigaciones realizaba distintas tareas para tratar de ubicar a los posibles autores de uno de los crímenes más virulentos de este año en la provincia.
El cuerpo del joven vecino de El Galpón, que era soltero y conocido en el pueblo por trabajar en una de las dos estaciones de servicio del lugar, fue llevado a la morgue del hospital Del Carmen, donde le practicaron la autopsia.
"Estamos tratando de determinar por qué asesinaron a este joven de un disparo en la zona del cráneo. Hay un amplio operativo y rastrillajes en la zona para tratar detener a los autores", dijo José Maldonado, jefe de la Brigada de Investigaciones de Metán.
"Los propietarios de la estación de servicio calculan que se llevaron alrededor de 70 mil pesos. No se llevaron la totalidad del dinero porque había un extra en otro lugar y no pudieron encontrarlo", confirmó el jefe policial.
Al momento del crimen había varios camioneros en la amplia playa de estacionamiento de la estación de servicio, ubicada a solo dos kilómetros del acceso a El Galpón. Todos fueron consultados por los investigadores, pero aseguraron que no vieron nada y que tampoco escucharon el disparo porque estaban durmiendo en sus vehículos.
La investigación se dificulta porque la estación no cuenta con cámaras de seguridad.
El crimen conmocionó al pueblo y también a localidades cercanas como Metán, ya que Ríos era conocido por quienes habitualmente viajan por la ruta nacional 16 y suelen cargar combustible en ese surtidor.
El dolor de los compañeros
Los compañeros de trabajo de Ariel Ríos no podían salir del asombro por el terrible desenlace que tuvo la vida del joven mientras trabajaba en el turno nocturno de la estación de servicio de El Galpón.
"Era un chico bueno y muy trabajador. No podemos creer que lo mataron de esa manera. Era una muy buena persona, responsable y muy dedicado en su trabajo. No tenía ningún tipo de vicio ni problemas con nadie", dijo Javier Ares, uno de sus compañeros en el surtidor ubicado sobre la ruta nacional 16.
"Realmente es increíble lo que ocurrió acá. Nosotros pensábamos que estas cosas que se ven en la televisión o en las películas nunca iban a llegar a nuestro pueblo de El Galpón ", reflexionó el hombre.
El crimen con el que el pueblo metanense se despertó impactó a muchos vecinos, ya que el lugar es muy concurrido. Junto al surtidor hay un restaurante y una gomería que trabajan casi todo el día.
Ayer, durante gran parte de la jornada, las policia realizó peritajes en la estación de servicio donde asesinaron a un empleado.

Fuente: El Tribuno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada