miércoles, 8 de julio de 2015

La deuda del agro salteño con los bancos asciende a $3.000 millones!!

Productores tienen afectado el 70% del capital de trabajo y vendrá un mar de cheques rechazados. Con saldos en rojo, solo en Las Lajitas la superficie de siembra se reduciría un 40%.

La incertidumbre desvela por estas horas a los productores de legumbres y cereales de Salta. Solo con los bancos, arrastran una deuda que supera los $3.000 millones, según fuentes financieras.
Las Lajitas, en el corazón granelero del este salteño, refleja el impacto de ese endeudamiento terminal en casi todos los niveles de su economía doméstica. En este informe, El Tribuno expone testimonios recogidos en esa localidad anteña, como caso testigo de un crítico escenario que exige medidas contundentes para revertir los márgenes negativos y la sobreoferta que arrastran las producciones regionales en todo el norte argentino.
"Venimos de tres campañas con producciones pésimas por el clima: la del 2012-2013 fue terrible por la sequía, y este año tuvimos una buena cosecha, pero en lo económico quedamos con saldos negativos", remarcó Rubén Ahanduni, productor de granos en Las Lajitas y copropietario, junto a sus hijos, de una empresa de servicios agrarios.
El empresario rural ya levantó la producción de soja de su campo y estimó las pérdidas en un millón de pesos cada mil toneladas de la cosecha. Su finca ahora está sembrada con trigo y maíz, cultivos que tampoco le darán ganancias, aunque aportarán nutrientes que se consideran indispensables para mantener la sustentabilidad de las tierras. "Si no hago esta rotación, destruyo mi capital, pero no sé hasta cuándo voy a poder seguir bajo este sistema con semejantes pérdidas", explicó Ahanduni.
Panorama negro
Cerca de un 80% de los cheques que productores emitieron para afrontar la actual campaña agrícola tienen fechas de cobro escalonadas desde fines de este mes. A estas alturas, comercializadoras de semillas, fertilizantes, maquinarias y otros insumos agrícolas ven venir "un mar de cheques rechazados", al igual que empresas de servicios ligadas al campo.
Algunas de esas firmas ya instruyeron a sus representantes comerciales para que, de cara a la próxima campaña, solo extiendan financiamiento a aquellos productores que acrediten garantías ejecutables, en respaldo a los créditos, con campos, vehículos y maquinarias.
"En vista de la próxima siembra, muchos productores se cuestionan si vale seguir invirtiendo para perder más plata", comentó Rodrigo Torres, quien representa a importantes compañías de semillas y agroquímicos en Las Lajitas. "Hoy es más negocio cerrar el campo y mantener los sueldos de los empleados que ponerse a sembrar", acotó Torres.
Bajará la producción
Productores rurales denuncian desde hace meses que las líneas de créditos bancarias tienen intereses superiores a la inflación real, imposibles de pagar con los saldos negativos de las cosechas.
Referentes del Consorcio Regional de Experimentación Agrícola (CREA) precisaron que el nivel de deuda en el sector granario de la región supera ya el 70% del capital de trabajo de los productores, es decir de su capacidad económica para reinvertir en los campos.
Los saldos rojos del agro dejarán a cerca del 40% de las 100 mil hectáreas productivas de Las Lajitas sin sembrar en la próxima campaña. Es el porcentaje de tierra que se explota bajo el sistema del arriendo. "Muchos propietarios cedieron sus campos solo para que los mantengan libres de malezas, pero en la próxima campaña ni este esquema funcionará, por más que cedan las tierras gratis", afirmó el presidente de Prograno, Ignacio Pisani, quien también dialogó con El Tribuno en la localidad anteña.
Agobiados por las deudas, varios productores en Las Lajitaspusieron en venta algunas de sus propiedades para hacer frente a los compromisos. "Campos, maquinarias y hasta camionetas están en venta", dio a conocer Fernando Cossio distribuidor de insumos agrarios y asesor de producción en el este de la provincia.



Foto: Rubén Ahanduni, productor de granos en Las Lajitas, estimó las pérdidas en un millón de pesos cada mil toneladas de cosecha. Jan Touzeau
Fuente: El tribuno

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario