Panamericana en vivo!!

lunes, 20 de julio de 2015

Una falsa médica trató de llevarse a una joven de 16 años de Tartagal!!

La Brigada de Investigaciones la rescató en la terminal. Había estado en un hotel junto a su captora. La mujer se hacía pasar por pediatra. Filmó a la joven desnuda y en actos sexuales con ella.
Una adolescente de 16 años de Tartagal que con su madre reside en Villa Güemes se salvó casi milagrosamente de ser coptada por una red de trata de personas, dedicada a abastecer de jóvenes a burdeles de Rosario y la ciudad de Santa Fe.
La Justicia investiga hoy, con fundadas sospechas, si se trataría de una red de trata de adolescentes que utiliza una página de internet para captar a sus víctimas, aparentando el dictado de cursos de capacitación para adolescentes en forma gratuita.
La menor fue abordada pasadas las 23.30 por personal policial en momentos en que ya se encontraba en una unidad de transporte de larga distancia, acompañada por una mujer mayor de nacionalidad peruana.
Sospechas
La joven había salido con un bolso de viaje, pero olvidó su computadora. La madre, sospechando una fuga, le pidió ayuda a una amiga de su hija y ambas comenzaron a revisar la computadora para conocer cuáles habían sido los últimos contactos y los sitios en los que solía entrar.
Allí la mujer comprobó que en las últimas semanas había ingresado a un sitio creado en la ciudad de Santa Fe denominado School. En esa página se promocionaban cursos de perfeccionamientos cortos de todo tipo dirigido a chicas y chicos.
Fuentes de investigación precisaron que la menor navegaba en diferentes páginas, pero que lo hacía con más frecuencia en esa creada en Santa Fe. Entre los últimos mensajes que había recibido, quien interactuaba con ella le manifestaba que se comunicaría por WhatsApp.
La Policía de Tartagal tiene oficio ya en estos temas. La búsqueda de jóvenes para la prostitución en el norte salteño no es nuevo.
Intervención de la policía
Con esos datos, la madre de la menor, totalmente aterrada por lo que podía haber sucedido con su hija se dirigió a la policía, quien a su vez dio intervención al fiscal penal en turno Armando Cazón.
El agente fiscal, al ser consultado por el tema, precisó. "Después de las primeras averiguaciones realizadas por la policía pudimos conocer que la chica había sido vista alrededor de las 3 de la tarde- casi la misma hora en que su madre descubrió que se había ido de su casa- en cercanías de la terminal. Afortunadamente no pasó mucho tiempo más que conocimos que la habían visto ingresar a un hotel ubicado en cercanías a la terminal de ómnibus con una mujer mayor.
Cuando el personal llegó hasta el mencionado hotel el encargado le confirmó que la chica había llegado con una mujer mayor, que hablaba con acento raro y que alquilaron una habitación. La mujer salió dos horas después y le preguntó al encargado dónde podía comprar un champán de buena calidad", recordó el agente fiscal.
Con los datos, la policía montó un discreto operativo en la terminal de ómnibus hasta que la chica y la mujer abordaron un ómnibus de larga distancia que tenía horario de partida a las 23.30. Al ser abordadas por los uniformados la mujer dijo que viajaban a Santiago del Estero y que desde allí se dirigían a Santa Fe, que ella era médica y que la chica era su paciente. Pero los argumentos de la mujer no fueron en absoluto suficientes por lo que ambas quedaron demoradas, la mujer a disposición del fiscal penal y la menor a disposición del defensor de menores en turno.
La madre agradeció la celeridad de la Justicia, que impidió que se llevaran a su hija engañada.
"La llevo para que sea tratada en Santiago del Estero"
Fuentes de la investigación confiaron a El Tribuno que cuando una policía la interrogó por los motivos por los que se llevaba a la menor del seno de su familia, la mujer dijo ser una profesional de la salud y que viajaban ambas a Santiago del Estero.
"Soy médica y por eso llevo a la jovencita para una revisión por un problema de salud", fue la defensa que utilizó para pretender evadir responsabilidades.
Sin embargo, la menor comenzó a resquebrajarse y a tomar distancia de la mujer que le había prometido otra vida en un lugar alejado de Tartagal.
Detención
Lo efectivos ya estaban advertidos de la maniobra, detuvieron a la mujer, que se opuso primeramente a ser conducida a la sede policial, aunque no lo consiguió porque el fiscal interviniente ordenó su detención inmediata.
Según conoció este medio, todo se desencadenó el sábado anterior en horas de la tarde cuando la madre de la menor, una mujer de mediana edad, propietaria de un modesto local comercial ubicado en el mercado de pulgas de Tartagal, llegó a su casa en Villa Gemes, alrededor de las 15 horas.
No se sabe cómo compró los boletos de la menor. Al parecer no hubo control por parte de la empresa que emitió los tickets.
Presa de la angustia leyó la nota que la chica le había dejado sobre la mesa del comedor donde le pedía que no la busque. "Estoy bien, mami. Pero me voy con la persona que amo", escribió la adolescente.
La mujer se contactó en forma inmediata con amigos y conocidos de su hija pero todos coincidían en que su hija no salía con ningún chico ni tenía planeado hacer ningún viaje.
"¿Cómo puede ser que haya encontrado un amor de la noche a la mañana y que ni sus más íntimas amigas pudieran saber algo al respecto?", fue la denuncia de la madre a la policía.
Las sospechas estaban fundadas en sus conexiones virtuales.
Cuando la mujer llegó al hotel donde se alojaba la mujer, hoy sindicada como supuesta corruptora de menores", el conserje le advirtió que ya habían salido y que al parecer festejaban algo.
Sexo, video y champán en el hotel
Entre las pertenencias de la mujer encontraron una cámara fotográfica y una filmadora con la que la mujer había registrado imágenes de la menor desprovista de ropas y de escenas sexuales entre ambas. En el hotel donde se alojaba le pidió al conserje que le aconsejara un lugar donde conseguir un champán de la mejor calidad para celebrar una "victoria".
Fuente: el Tribuno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada