domingo, 19 de julio de 2015

Volvió la campaña sucia!!

En Embarcación, el intendente Alfredo Llaya ordenó el retiro de los carteles de la oposición. Sergio Leavy calificó de "nefasto" el proceder de su colega.
Tal como ocurrió en otras oportunidades, el oficialismo recurrió al método de los golpes bajos para entorpecer la campaña política con vista a las internas abiertas del 9 de agosto. Esta vez el escenario fue el pueblo de Embarcación, donde el intendente Alfredo Llaya ordenó a los empleados de ese municipios que retiraran los carteles de los candidatos de la oposición. Así lo denunció el intendente de Tartagal y precandidato al Parlasur por el Partido de la Victoria, Sergio Leavy, quien calificó de "nefasto" el proceder de su colega Llaya.
Jorge Cerruti, dirigente local del Partido de la Victoria, sorprendió a un grupo de empleados que se movilizaban en un tractor con inscripciones de la Municipalidad en el acoplado cuando bajaron una escalera y comenzaron a romper los carteles con las fotos de Leavy y de la precandidata a diputada nacional por el frente Cambiemos Salta, Bettina Romero. "Cuando les pregunté a los muchachos por qué estaban sacando los carteles, me respondieron que lo hacían por orden del intendente Llaya", expresó Cerruti, quien difundió por las redes sociales las fotos que confirman sus dichos. Según el dirigente, los trabajadores le dijeron que la orden que recibieron de Llaya era despejar todos los lugares porque a partir de hoy comenzarían a colocar los carteles de los candidatos del oficialismo.
"Vamos a exigir que repongan todos los carteles, de lo contrario iniciaremos acciones legales", expresó a El Tribuno el intendente Leavy. Tras calificar de "lamentable" el proceder de Llaya, el jefe comunal de Tartagal sostuvo que "estos son los dirigentes que la democracia tiene que desterrar".
"Un capataz de estancia"
"Llaya es el típico dirigente que maneja a su pueblo como un capataz de estancia y creo que la gente no se merece un intendente de este calibre", sentenció Sergio Leavy. Recordó que cuando en diciembre de 2013 un tornado causó desastre en Embarcación, le ofreció ayuda en ropas y alimentos para los damnificados, pero Llaya se lo rechazó con el argumento de que no necesitaba nada. "Nunca conté estas cosas para no exponerlo, pero lo hago ahora para que ese pueblo sepa que tiene un intendente que gobierna a espaldas de la gente. Me dio pena saber que esa vez Llaya destinó un gran porcentaje de la ayuda a las personas que le responden políticamente", dijo Leavy.
Fuente: El Tribuno
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario