Panamericana en vivo!!

lunes, 16 de noviembre de 2015

5 lecciones sobre dinero que debes enseñarle a tus hijos!!

Las creencias subconscientes que formaste durante tu infancia sobre el dinero afectan la forma en la que abordas este tema en la vida adulta, de acuerdo con el psicólogo financiero Brad Klontz.
La educación financiera es un tema que no forma parte de los programas escolares, por lo que la mayoría de los niños dependen principalmente de sus padres para aprender sobre la administración del dinero.


1. Gastar es una decisión

Si tus hijos no ven el análisis que hay detrás de cada compra, quizá asuman que no te importa gastar tu dinero. Usa un lenguaje que les permita entenderlo, por ejemplo, en lugar de decirles que no comprarás algo porque “es muy caro”, explícales que esa no es la forma más inteligente de emplear su dinero porque el precio es muy alto.

También es útil involucrar a tus hijos en discusiones financieras. Cuando estén planeando las siguientes vacaciones, hablen sobre los pros y contras de los paquetes u hoteles para que aprendan cómo tomar este tipo de decisiones.

2. El dinero se acaba

Explícale a tus hijos lo que es un presupuesto y dales la oportunidad de ponerlo en práctica. Cuando vayan de compras a una tienda, muéstrales cuánto dinero llevas y especifica que no pueden gastar más allá de ese monto, o si les das una cantidad semanal, diles que deben administrarla para no terminar con ella antes de tiempo.

3. La diferencia entre querer y necesitar

Con frecuencia los niños confunden estos conceptos y suelen decir que necesitan un juguete o un gadget determinado sólo porque todos sus amigos tienen uno igual. Para ayudar a que comprendan la diferencia, puedes permitir que compren algo que quieren con el dinero que ganaron por ayudar con alguna tarea del hogar.

4. La virtud de ser paciente

Cuando se trata de dinero, el tiempo es clave para hacer que crezca. Habla con tus hijos sobre sus metas financieras a largo plazo, como comprar una bicicleta nueva. Calcula cuánto y con qué frecuencia deben ahorrar para lograrlo y ayúdalos a medir su progreso dibujando una gráfica.

5. Nunca es demasiado temprano para empezar a ahorrar

Los niños suelen ver a sus padres hacer una cosa con el dinero: gastarlo. Por ello, lo mejor es que hables con tus hijos sobre la importancia de ahorrar e incentivarlos a hacerlo. Cada vez que reciban dinero, enséñales a guardar una parte, ya sea en una alcancía o en un banco. Esto ayudará a que se formen el hábito del ahorro antes de que tengan que empezar a reunir fondos de emergencia o pensar en planes de retiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario