Panamericana en vivo!!

jueves, 20 de abril de 2017

China lanzó su primera nave espacial de carga

La nave "Tianzhou 1" se acoplará con el laboratorio "Tiangong 2" y realizará una serie de ensayos y experimentos, en el marco de una misión que durará cinco meses.
La nave espacial china de carga "Tianzhou 1", de nueve metros de largo y una capacidad de almacenamiento de más de seis toneladas, despegó este jueves hacia la órbita terrestre para acoplarse con el laboratorio "Tiangong 2" y realizar una serie de ensayos y experimentos, en el marco de una misión que durará cinco meses.


El cohete Larga Marcha-7 Y2, de 53 metros de alto y un peso de 594 toneladas, que lleva la nave despegó sin problemas desde el Centro Espacial de Wenchang (en la isla suroriental de Hainan), informó este jueves la agencia EFE.

El desarrollo de un carguero espacial es imprescindible para el objetivo chino de tener en órbita una estación espacial propia, cuyo primer módulo será puesto en el espacio en 2019 (un año después de lo previsto inicialmente) y que se espera concluir para 2022.

Durante su misión, la nave "Tianzhou 1" ensayará tres tipos diferentes de acoplamientos con el laboratorio espacial chino, al que llevará además combustible para mantenerse en órbita, así como equipos científicos y técnicos.

Como ninguna de las naves tiene tripulantes, todas las tareas se realizarán de forma automatizada y bajo control remoto desde tierra.

China lanzó su primera nave espacial de carga
Tras su período de cinco meses a una órbita de 385 kilómetros de altura sobre la Tierra, el carguero espacial iniciará un descenso controlado para desintegrarse en las capas altas de la atmósfera terrestre.

El principal objetivo de esta primera misión es comprobar el funcionamiento de esta nueva nave, que será necesaria para el transporte de todo tipo de suministros a la estación espacial.


Fuente: Agencia Telam

lunes, 27 de marzo de 2017

MUMUKI: UNA PLATAFORMA ARGENTINA GRATUITA PARA APRENDER A PROGRAMAR

La iniciativa es de cuatro desarrolladores argentinos que crearon esta herramienta con contenido y software libre y es utilizada por universidades y secundarios.


Mumuki es una plataforma gratuita para aprender programación, una iniciativa de cuatro desarrolladores argentinos que crearon esta herramienta con contenido y software libre, y en español, que es utilizada por universidades y secundarios, y que fue reconocida en la última edición de los premios Innovar del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

"Somos un proyecto argentino para aprender y enseñar a programar empleando contenido y software libre y en español, mediante práctica constante y de complejidad creciente, acompañada de fundamentos teóricos y potenciada tanto por los recursos virtuales como por el apoyo docente", explicó a Télam Franco Bulgarelli, ingeniero en sistemas y docente de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), integrante del equipo Mumuki.

Gracias a su experiencia como profesor, Bulgarelli detectó que sus alumnos no ejercitaban lo suficiente y que las guías para practicar programación estaban dispersas en distintos portales, en fotocopias y libros.


Junto al técnico en programación y docente de la Universidad Nacional de Quilmes Federico Aloi y los estudiantes de ingeniería en sistemas de la UTN Federico Scarpa y Agustín Pina, el profesional creo Mumuki, nombre con el que rinde homenaje a su admirado Ástor Piazzola.

"Aprendé a programar" es la invitación que aparece cuando se ingresa en https://mumuki.io/, donde "hay un curso completo, donde todas las guías de programación están juntas para ejercitarse, siguiendo un camino didáctico de corrección y autocorrección, con ayuda y soluciones", detalló Pina.

La plataforma "puede ser utilizada a partir de los 13 años. Ahora estamos trabajando para llegar a alumnos de la primaria", adelantó el desarrollador.

Las universidades nacionales de Avellaneda, Quilmes, Córdoba, la UTN Delta y la Blas Pascal cordobesa ya utilizan esta herramienta.

"También varias secundarias. Intercambiamos bastante con docentes, porque nuestro desarrollo es comunitario y colaborativo, y los encuentros con profesores nos permiten mejorar. También los aportes de los alumnos. Hacemos encuestas entre ellos y vemos que la utilizan mucho en casa, en las aulas, les permite saber cómo van con la programación", compartió Pina.

A partir del intercambio con docentes y estudiantes, el equipo se dio cuenta que es necesario agregarle nuevos desarrollos: "Ahora estamos trabajando para crear canales de comunicación directos entre profesor y alumno. Es algo que surgió del intercambio con ellos que manifestaron la necesidad de una especie de tutoría", contó el profesional.

En año pasado su trabajo fue reconocido con el premio Innovar, del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en la categoría "Producto Innovador", lo que significó "que nos conocieran y un aporte económico que nos hace falta porque, por ahora, no podemos vivir de la iniciativa, pero a eso aspiramos", reconoció el programador.

Para solventarse, además de la plataforma gratuita, los socios ofrecen alguna herramientas específicas para la educación en programación que tiene un costo.

La idea de un proyecto libre y gratuito que ayuda a programar llamó la atención de profesionales de otros países, ya que los creadores de Mumuki han estado en contacto con desarrolladores de Noruega, España, Bolivia y Colombia, entre otros muchos países.

"La mayoría de las personas que nos contactan se sorprenden porque es gratuito. Eso es muy valorado y es el eje de nuestro proyecto que lo hace único en Argentina", destacó Pina.

"De la práctica a la teoría", "No todo cambia", "En tu idioma" y "Dentro y fuera del aula" son los cuatro pilares del proyecto que combina herramientas clásicas como Haskell, tecnologías más didácticas como Gobstones y lenguajes industriales como JavaScript o Ruby.

Mumuki se divide entre la plataforma educativa gratuita virtual, la comunidad de docentes, programadores y estudiantes , y el repositorio de contenidos didácticos, que también es libre y gratuito y está disponible en línea las 24 horas para ser utilizado desde cualquier computadora o tablet.

Fuente: Agencia Telam

sábado, 28 de enero de 2017

PREPARAN UNA MISIÓN AL SOL PARA EL 2018

La Agencia Espacial Europea (ESA) está inmersa en la preparación de Solar Orbiter, una misión con diez instrumentos a bordo y un gran escudo térmico de alta temperatura -capaz de resistir al menos 500 grados centígrados- para un mayor conocimiento de la actividad solar.


La misión, en colaboración con la NASA y con participación española, tiene entre sus objetivos comprender las relaciones entre los fenómenos solares y las perturbaciones del viento solar y el medio interplanetario, informó la agencia EFE.

Otra de las intenciones es conocer el ciclo de actividad solar, del que se sabe que dura alrededor de once años pero no sus mecanismos físicos.


Algunos de los responsables de Solar Orbiter se reunieron hoy en la sede de la ESA, ubicada en Villanueva de la Cañada, Madrid.
Para lograr sus objetivos, la nave llevará integrados diez instrumentos: seis telescopios y cuatro para medir el entorno espacial, explicó a la prensa Luis Sánchez, jefe de Desarrollo de Operaciones de Ciencia para Solar Orbiter.

Por su parte, a través de la Universidad de Alcalá (Madrid) España lidera uno de estos instrumentos, el EPD, un detector de partículas energéticas, y participa en PHI, uno de los telescopios solares de alta resolución capaz de medir la sismología solar.


La misión será lanzada en 2018 desde la Estación de la Fuerza Aérea estadounidense de Cabo Cañaveral con una fase de crucero hasta diciembre de 2021 y orbitará el Sol en su punto más cercano a 42 millones de kilómetros, la distancia más cercana hasta ahora.

Para ello, llevará un escudo de alta temperatura de 3,1 metros (largo) por 2,4 metros (alto) de titanio y capas de carbón, entre otros materiales, que ya ha pasado las pruebas en la sede de la ESA en Holanda.

La novedad de este escudo es que además de proteger la nave tiene unas ventanas para que puedan funcionar los telescopios.
Solar Orbiter, que también tratará de entender mejor los fenómenos de meteorología solar, tiene una vida útil de siete años -extensible tres años más- y dos paneles solares.

"Hemos pasado ya la revisión crítica del diseño y ahora se está construyendo la nave que va a volar, en la sede británica de Airbus Defense and Space", afirmó Sánchez.

Fuente: Telam

APPLE SE UNIÓ A LA ALIANZA QUE INVESTIGA LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL.

La alianza integrada por tecnológicas Google, Facebook, Amazon, IBM y Microsoft fue creada en septiembre de 2016.

Apple se unió hoy como miembro fundador a la alianza que estudia la inteligencia artificial para promover el entendimiento de esta temática a toda la población, creada en septiembre último por las gigantes tecnológicas Google, Facebook, Amazon, IBM y Microsoft, según se anunció.

"Hoy presentamos el primer Consejo Directivo, encargado de monitorear esta alianza sobre Inteligencia Artificial", según informó hoy el sitio oficial de "Partnership on AI".


En relación con ello, la alianza anunció a los "seis miembros independientes del directorio", es decir, aquellos que no pertenecen a las corporaciones.

Ellos son: Dario Amodei (OpenAI), Subbarao Kambhampati (As0ociación por el Avance de la Inteligencia Artificial), Deirdre Mulligan (Universidad de Berkeley), Carol Rose (Unión Americana de Libertades Civiles), Eric Sears (Fundación MacArthur), y Jason Furman (Instituto de Economía Internacional Peterson).

Los nuevos miembros se unirán a los representantes de las compañías Greg Corrado (Google/DeepMind), Tom Gruber (Apple), Ralf Herbrich (Amazon), Eric Horvitz (Microsoft), Yann Lecun (Facebook) y Francesca Rossi (IBM).

La intención es lograr un "balance entre las corporaciones y los miembros de las organizaciones sin fines de lucro", donde todos tendrán los "mismos derechos de voto".

Esta alianza dirigirá investigaciones, recomendará buenas prácticas y publicará reportes bajo licencias abiertas en áreas tales como ética, justicia e inclusión, transparencia, privacidad e interoperabilidad, según se promocionó.

También buscará la colaboración entre personas y sistemas de Inteligencia Artificial, así como la confianza, confiabilidad y robustez de la tecnología.

"Estamos en la primavera de la inteligencia Artificial y todavía se suele creer que es ciencia ficción", había afirmado a Télam Marcela Riccillo, doctora en Ciencias de la Computación (UBA) y especialista en Inteligencia Artificial y Robótica, cuando se formó la alianza en septiembre pasado.

Pero -había subrayado la especialista- "la inteligencia artificial tiene un enorme potencial para complementar al humano en lo que se refiere a la visión, el habla y el aprendizaje automático".

Además, Riccillo había destacado que la alianza va a servir para ofrecer guías útiles de uso de inteligencia artificial y a ayudar al mundo a entender su potencial.

Fuente: Telam